Translate

viernes, 20 de abril de 2012

Una tarde de Exposición

Hola: 
Lo primero es lo primero. Acabo de llegar de la inauguración de la exposición fotográfica Nativos Americanos de la artista Sandrine Huet, perteneciente a los actos en homenaje del fotógrafo Manuel Bello, y todo ello enmarcado dentro del Fothofest que en esta edición se celebra en Granada. 
Al llegar y empezar a ver fotos, lo primero que he preguntado (tengo la suerte de que el técnico de cultura que ha montado la exposición es conocido) es que de cuando son las fotos y me he asombrado cuando me ha dicho que son de hace dos años. El procesado es magnifico y super cuidado para dar ese aspecto de foto de hace dos siglos. 
Pero ya desde una visión más detenida he empezado a ver cosas que no me cuadraban. 
             La exposición me parecía que no estaba nada cuidada. Muchos blancos quemados y muchos negros empastados. 
             Demasiado grano en algunas tomas. 
             Se notaba la utilización de diafragmas muy abiertos lo cual provocaba una profundidad de campo tan pequeña que, en algunas ocasiones, el mismo sujeto retratado perdía nitidez. 
En algunas tomas los sujetos retratados tenían unos halos muy marcados. Me recodaron cuando revelábamos en BN y tapábamos la luz de la ampliadora para que los negros del pelo de las personas no se nos fueran. 
Compositivamente  los retratos tampoco guardaban ninguna regla de las que me he hartado de leer últimamente, todos los sujetos bien centrados y todos retratos de 3/4 (creo que se llaman así  a los de cintura para arriba). 
Pero aun así las fotos tienen una fuerza brutal. A sido en ese momento cuando he recordado un artículo que he leído esta misma tarde "domina las reglas para poder romperlas". Entonces todo a encajado en su sitio, y lo que yo pensaba que eran fallos al final han resultado ser un alarde de destreza por parte de la artista para conseguir ese efecto de foto antigua. 
Después de darle mil vueltas para vencer mi natural timidez, he tomado la resolución de hablar con la artista y aparte de felicitarla, comentarle todas estas consideraciones, imaginaros el plan, iba a decirle a la mismísima artista que pensaba que sus fotos estaban mal expuestas, entre otras cosas... un marrón. En fín, una vez termino de comentarle estas cosillas, la mujer me sonríe (cosa que me tranquilizo) y medio en frances medio en castellano me dice que efectivamente todo eso había sido muy estudiado para transmitir lo que las fotos me transmitieron y se alegraba de ello. 

Hay un consejo que me ha gustado mucho. Me lo ha dado Javier Linares ( un tio super majo), me ha dicho que la mejor herramienta de un fotógrafo son sus pies, que para aprender no hay nada mejor que hacerme con unr 50mm de focal fija. Esto me obligaría a buscar encuadres, moverme al rededor de la escena, acercarme, alejarme, aprender a sacarle partido a la profundidad de campo, etc. El caso es que me ha parecido un buen consejo porque con solo un 50 sin más recursos, supongo que te tienes que buscar más la vida y calentarte más el tarro para hacer una foto medio interesante. ¿A ustedes que le parece el consejo? 
De lo que si me he dado cuenta es de que me encanta hablar con fotógrafos sobre fotografía. 
Saludos y perdón por lo extenso del post.